Procurador en Pozuelo de Alarcón

Los procuradores de los Tribunales somos profesionales que tenemos asignada, por Ley, una importante función: somos los encargados de ejercer la representación procesal de los clientes. Esto significa que actuamos en su nombre ante los Tribunales. De forma más concreta, realizamos funciones como las siguientes:

  • Realizar asesoramiento jurídico a nuestros clientes, tanto antes del proceso como una vez iniciado el mismo.
  • Presentar aquellos escritos que haya redactado el abogado. Si hace falta, le recordamos al abogado estas fechas para que todo marche según lo previsto.
  • Estar pendientes del cómputo de plazos y fechas del proceso, para que no se pase ninguno importante. Si hace falta, le recordamos al abogado estas fechas para que todo marche según lo previsto.
  • Gestionamos y pagamos las diferentes tasas judiciales que hagan falta. También, cuando se presenta un recurso, suele ser necesario pagar un depósito: en dichos casos, los procuradores también nos encargamos de gestionarlo.
  • En los casos donde así se requiera, publicamos anuncios y edictos tanto en Boletines Oficiales como en periódicos.
  • Participamos en procedimientos concursales, es decir, casos donde una empresa se encuentra en concurso de acreedores.
  • Etc.

Procurador en Pozuelo de Alarcón

Son muchas funciones y, por eso, es fundamental que exista la figura del procurador. Si no fuera así, todas estas tareas tendría que hacerlas el abogado, que además ya tiene asignada la defensa técnica del cliente. Esto haría que el proceso se dilatase más en el tiempo, resultando poco práctico para el ciudadano. Pero además, la Administración de Justicia también se vería afectada, porque se volvería más lenta.

Para hacer nuestro trabajo, los procuradores actuamos a través de un apoderamiento, es decir, un documento que nos habilita a representar a nuestros clientes. La Ley de Enjuicimiento Civil lo establece de la siguiente forma: El poder general para pleitos facultará al procurador para realizar válidamente, en nombre de su poderdante, todos los actos procesales comprendidos, de ordinario, en la tramitación de aquéllos.

Pero ¿cuánto me costará el procurador? Esta pregunta es bastante habitual en los Despachos de procuradores, ya que les preocupa el coste que pueda tener el proceso. Lo cierto es que nuestros honorarios, a diferencia de los que tienen los abogados, están fijados previamente (de forma parecida a lo que ocurre con los notarios). Así lo establece el Real Decreto 1373/2003, de 7 de noviembre, por el que se aprueba el arancel de derechos de los procuradores de los tribunales. Se permite cierta negociación en los precios, pero sin superar nunca el 12% de los precios máximos que establece el arancel. Esto implica, en definitiva, que no se encontrará con sorpresas y que además los precios no varían de un territorio a otro, ya que el arancel se aplica a toda España. De todas formas, cualquier duda que tenga podrá consultarla con nuestro equipo.

Trabajamos siempre de forma personalizada y cercana, porque sabemos que cada caso y cada cliente son únicos y tienen unas circunstancias determinadas. Por eso, si se reúne con nosotros, estudiaremos su situación y abordamos el caso de forma individual. 

También responderemos a todas aquellas cuestiones que necesite resolver. Si desea ponerse en contacto con nosotros, le recomendamos que pida cita previa por teléfono o por Internet, para así poder darle una atención más rápida y eficaz. Gracias a todos los años de experiencia que hemos acumulado, hemos ayudado a resolver muchos casos de manera favorable, por lo que nuestros clientes han quedado satisfechos con nuestro trabajo. Es por eso que le ofrecemos máxima profesionalidad en el tratamiento de su caso, tanto si es un cliente particular como si es un abogado que está buscando procurador para su Despacho.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE