Procurador en Parla

¿Para qué sirve un procurador? Muchas personas se hacen esta pregunta cuando tienen un proceso judicial, desconociendo las tareas que tenemos estos profesionales. Es por eso que le invitamos a seguir leyendo, ya que le mostramos qué hace un procurador y por qué es importante contar con uno a la hora de enfrentarnos a un proceso.

Procurador en Parla

Según la Ley de Enjuiciamiento Civil, la comparecencia en juicio será por medio de procurador, que habrá de ser Licenciado en Derecho, Graduado en Derecho u otro título universitario de Grado equivalente, habilitado para ejercer su profesión en el tribunal que conozca del juicio (artículo 23). Esto significa que, por lo general, una persona deberá acudir a juicio con un procurador, pues será quien le represente procesalmente. La función del abogado será realizar la defensa técnica, como también menciona la Ley: Los litigantes serán dirigidos por abogados habilitados para ejercer su profesión en el tribunal que conozca del asunto. No podrá proveerse a ninguna solicitud que no lleve la firma de abogado.

Podemos apreciar que, dentro del proceso judicial, las funciones se reparten entre el abogado y el procurador. Es una división importante y que tiene mucha trascendencia, pues gracias a ella se consigue que el proceso sea más ágil. El procurador, además de ejercer la representación procesal, hace muchas gestiones en su día a día: recibe notificaciones, presenta escritos, se persona en el Juzgado, gestiona y paga las tasas judiciales... En caso de que no existieran los procuradores, todas las tareas recaerían en el abogado y el proceso se haría más largo, además de que la Administración de Justicia también podría ralentizarse. En definitiva, la figura del procurador es muy importante y deberemos contar con uno en los casos que así exija la Ley, que son la mayoría. Existen diferentes tipos de procesos legales: civiles, penales, laborales y contencioso-administrativos. La obligación de llevar procurador depende del tipo de proceso ante el que nos encontremos; por eso, no dude en preguntarnos sobre esta cuestión y le informaremos adecuadamente.

En cuanto a los honorarios que cobra un procurador, vienen establecidos por el Real Decreto 1373/2003, de 7 de noviembre, por el que se aprueba el arancel de derechos de los procuradores de los tribunales. Esta norma permite cierta negociación de precios entre el procurador y su cliente, pero sin superar nunca el 12% de lo que fija el arancel. El uso de aranceles es similar a lo que ocurre con los notarios, por lo que podemos decirle que los precios se pueden consultar con antelación. No obstante, si tiene cualquier duda sobre el tema, nuestro equipo le ayudará a resolverla.

Es importante que elija siempre a un profesional colegiado, es decir, que esté inscrito en un Colegio profesional. Esto será garantía de que cumple con los requisitos legales exigidos, por lo que podremos quedarnos tranquilos. En nuestro Despacho, nuestro equipo cumple con todos los requisitos que exige la Ley, por lo que puede dejar su caso en nuestras manos con total tranquilidad. Además, como tenemos amplia experiencia en el sector, hemos ayudado a muchos clientes con la resolución de sus casos. 

Si usted también acudir a nosotros, solo tiene que pedir cita previa. Puede hacerlo por teléfono o a través de internet, y le responderemos lo antes posible. Cuando nos hayamos reunido con usted y hayamos tomado nota del caso, ya podremos empezar a trabajar de forma conjunta y coordinada con su abogado. Por otro lado, también prestamos servicio a todos aquellos abogados que precisen de un procurador para llevar un caso. Si necesita más información, no lo dude y consulte ya mismo con nosotros.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE