Procurador en Móstoles

Si busca un procurador en Móstoles, nuestro Despacho le ofrece el servicio que necesita: atención rápida, eficaz y totalmente personalizada. Si quiere saber más, le invitamos a leer la siguiente formación.

La Ley establece que, para la gran mayoría de casos, es necesario contar con un procurador además del abogado. Al abogado le corresponderá la defensa técnica, mientras que el procurador se dedica a la representación procesal del cliente. Así lo indica la Ley de Enjuiciamiento Civil: La comparecencia en juicio será por medio de procurador, que habrá de ser Licenciado en Derecho, Graduado en Derecho u otro título universitario de Grado equivalente, habilitado para ejercer su profesión en el tribunal que conozca del juicio (artículo 23). Los litigantes serán dirigidos por abogados habilitados para ejercer su profesión en el tribunal que conozca del asunto. No podrá proveerse a ninguna solicitud que no lleve la firma de abogado (artículo 31).

Procurador en Móstoles

Con esta división de funciones se consigue que el proceso judicial sea más ágil y pueda estar resuelto en menos tiempo. La Administración de Justicia también se ve beneficiada, ya que no queda ‘atascada’. Todo esto se traduce en un mejor servicio para el ciudadano. Por tanto, si no existieran los procuradores, tendríamos procesos judiciales más largos y resultaría menos práctico para los usuarios de los Tribunales. Por esto, en definitiva, es importante saber que el papel del procurador es muy importante y que trabaja de forma coordinada con el abogado para resolver satisfactoriamente los casos. Algunos ejemplos de las tareas concretas que realizamos son los siguientes:

Presentar los escritos que haya redactado el abogado.

  • Tramitar los oficios, mandamientos y exhortos por delegación del órgano judicial.
  • Recibir y gestionar las distintas notificaciones que recibamos.
  • Pagar y gestionar las tasas judiciales.
  • Igualmente, en caso de que se quiera hacer un recurso, también nos encargaremos de gestionar el correspondiente depósito.
  • Publicar anuncios y edictos, tanto en Boletines Oficiales como en periódicos, cuando así sea necesario.
  • Asesorar jurídicamente al cliente en cualquier cuestión que necesite.
  • Colaborar en procedimientos de concursos de acreedores.
  • Etc.

Los honorarios de los procuradores vienen fijados por un arancel, regulados en el Real Decreto 1373/2003, de 7 de noviembre, por el que se aprueba el arancel de derechos de los procuradores de los tribunales. Está permitido negociar los precios con los clientes, pero siempre que no superen el 12% del máximo que fija el arancel. Esto se traduce en que nuestros honorarios están fijados de antemano y el cliente no se encontrará sorpresas de última hora. Además, si tuviera alguna duda con el tema, podrá preguntarnos y le responderemos amablemente.

En caso de que necesite un procurador, le invitamos a que se ponga en contacto con nosotros: puede hacerlo por teléfono o a través de nuestra página web. Cuando hayamos recibido su petición, trataremos de reunirnos con usted lo antes posible y analizaremos su caso. 

En algunos supuestos también examinaremos documentación, en cuyo caso será informado adecuadamente. Cuando ya tengamos analizada toda la información, pasaremos a trabajar en el caso propiamente dicho. En este sentido le recordamos que trabajamos siempre de manera personalizada, puesto que las circunstancias de cada caso son distintas y requieren un tratamiento distinto. 

Por otra parte, también queremos informar de que nuestros servicios están disponibles tanto para clientes particulares como para abogados que estén buscando un procurador. Gracias nuestros amplios años de experiencia, hemos colaborado en la resolución de numerosos procedimientos legales. Si usted también desea que le asistamos, no lo dude y concierte una cita con este Despacho. Haremos todo lo posible por resolver su caso y lograr su satisfacción.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE