Funciones de un procurador

A veces, los ciudadanos que están a punto de entrar en un proceso judicial, se preguntan cuáles son las funciones de un procurador. Estos profesionales del Derecho, antes de nada, han de cumplir con ciertos requisitos para poder cumplir con su función. Ha de ostentar el título de procurador, el cual expedirá en Ministerio de Justicia.
Por supuesto, deberá ser licenciado en Derecho, además de pertenecer al Colegio de Procuradores.

Las funciones propias de estos profesionales son el seguimiento del proceso en todas sus fases. Será el responsable de la correcta tramitación, firma y recepción de citaciones, notificaciones, emplazamientos, exhortos. Además deberá asistir a cuanta diligencia sea necesaria dentro del proceso judicial.
 Por otra parte, deberá tener una comunicación fácil y habitual entre el abogado y su cliente, de manera que la coordinación y el conocimiento sobre las fases del proceso, sea un factor positivo para la parte demandada o demandante.

El cliente ha de conocer, a través un leguaje comprensible, la situación en que se encuentra el proceso. El control sobre la situación y la certeza de que se está bien representado, jugarán papeles esenciales también para hallar la debida tranquilidad en procesos que no siempre son fáciles ni breves en el tiempo.

Entre las obligaciones de los procuradores, figura la colaboración con la Administración de Justicia a través de los correspondientes órganos jurisdiccionales. Asimismo se encargará de defender los intereses de sus clientes, teniendo en cuenta la mediación con la Administración de Justicia. Del mismo modo, estará obligado a tratar los trámites necesarios sobre los negocios cuyo control les haya sido asignado.

Los procuradores han de poseer varias características más allá de los requisitos legales o titulación. Han de ser ágiles en sus acciones, rápidos y estar actualizados respecto a la información acerca de los cambios que se producen en las leyes.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE